SIN COMPASIÓN. Enfurecida agresora narró el hecho con detalles sin mostrarse arrepentida. (USI)
SIN COMPASIÓN. Enfurecida agresora narró el hecho con detalles sin mostrarse arrepentida. (USI)

Había planificado todo muy bien. María Julia Muñoz Huamán, de 42 años, fue con su enamorado Ramón Celestino Arias Apaico, de 50, a un hostal de Breña, donde se vengaría por una infidelidad.

La mujer sostuvo relaciones sexuales con el hombre –quien labora como gasfitero– y esperó a que este se durmiera para sacar un cuchillo de cocina, de 20 centímetros, con el que cercenó su pene.

El intenso dolor hizo que el sujeto se despierte y que le suplicara que se detenga. Muñoz Huamán, con total sangre fría, continuó cortando el miembro viril, el que arrojó al inodoro para, luego, jalar la palanca.

El hecho ocurrió la madrugada de ayer en el hostal Confraternidad, ubicado en la cuadra cinco del jirón Loreto. Los gritos alertaron a los trabajadores del establecimiento, los que llamaron a los bomberos y a la Policía al ver la sangrienta escena.

Ramón Arias fue conducido al hospital Arzobispo Loayza. Allí, los médicos confirmaron que no podrán reimplantarle el pene, pues este no había sido encontrado. Solo le cosieron la herida y lograron estabilizarlo.

Mientras tanto, agentes de la comisaría de Chacra Colorada detuvieron a la atacante, la que aceptó su culpabilidad. En la delegación narró –sin remordimiento– cómo realizó la amputación. Hasta el cierre de esta edición, permanecía en manos de la Policía. Según los familiares de Arias Apaico, él ya había terminado la relación sentimental, pero ella no aceptaba esta decisión, por lo que constantemente lo buscaba y le pedía que vuelvan a estar juntos.

De acuerdo con las primeras investigaciones, María Muñoz se había enterado hace unos días que su pareja estaba saliendo con otra. Actuó cegada por los celos.

TENGA EN CUENTA

- Julia Muñoz será denunciada por el delito de lesiones graves. Podría recibir entre 4 y 8 años de cárcel, según el abogado penalista José Ocampo.

- Según la Policía, la mujer trató de escapar, pero los empleados del hostal la detuvieron.

- En su declaración, la agresora afirmó que aún mantenía una relación sentimental con Ramón Arias y que se enfureció cuando descubrió la infidelidad.