Irán, manzana de la discordia. (AP)
Irán, manzana de la discordia. (AP)

MOSCÚ (AFP).– Rusia advirtió a Estados Unidos de "graves consecuencias" para las relaciones bilaterales si las empresas rusas que operan en Irán se vieran afectadas por las nuevas sanciones estadounidenses en contra de Teherán.

"Partimos del principio de que nuestras empresas que no violan las restricciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU no se verán afectadas por las leyes estadounidenses antiiraníes. En caso contrario, ello tendría graves consecuencias para las relaciones ruso-estadounidenses", declaró el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Las anteriores restricciones que afectaban a las empresas rusas en Irán fueron levantadas en 2010, según recuerda la diplomacia rusa.

El Gobierno ruso está dispuesto a ayudar a Irán a fabricar un nuevo reactor nuclear en la central de Bushehr, construida por Moscú y puesta en funcionamiento recientemente.