Las aplicaciones nucleares sirven de mucho a la humanidad. (USI)
Las aplicaciones nucleares sirven de mucho a la humanidad. (USI)

El término 'nuclear' está satanizado. Si bien sustantivos como 'arma', 'bomba' o 'desastre' son las primeras asociaciones cuando uno piensa en el tema, lo cierto es que lo nuclear no es exclusividad de tópicos como Hiroshima, Guerra Fría o Irán. Al contrario, las aplicaciones nucleares están sirviendo de mucho a la humanidad.

La medicina nuclear es una de las áreas destacadas. Esta especialidad se ha convertido en una gran ayuda para la investigación, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades. Una de las pruebas más conocidas consiste en la tomografía por emisión de positrones (PET Scan, por sus siglas en inglés), la cual detecta, con mejor precisión y mayor anticipación que otros procedimientos, las alteraciones a nivel molecular vinculadas al cáncer. Asimismo, permite saber cómo está funcionando determinado órgano o hacia dónde se dirige la metástasis.

¿Cómo funciona? Primero, se inyecta al paciente una sustancia radioactiva que se localizará en los órganos de interés. Luego, un instrumento de medición externo detectará dichas sustancias y transformará la información en una imagen computarizada.

Otras aplicaciones de la medicina nuclear, además del diagnóstico, están vinculadas, por ejemplo, al tratamiento del dolor agudo provocado por el cáncer y la investigación avanzada de enfermedades.