YA CUMPLIÓ CUATRO.  Fue suspendido ocho fechas por su agresión. (USI)
YA CUMPLIÓ CUATRO. Fue suspendido ocho fechas por su agresión. (USI)

Paolo Guerrero no necesitó una explosión para ser otro, como el Dos Caras de Batman. Tampoco tomó una fórmula extraña para pasar del doctor Jekyll al señor Hyde, como en la novela de Stevenson. El 'Depredador' solo cogió la pelota y entró al campo. Entonces fue el mismo, pero diferente a la vez.

"Quizás haya dos Guerreros. En privado soy una persona más serena y controlada. En la cancha soy otro, voy al límite", dijo el peruano a la revista Kicker.

"La primera vez que vi la falta (contra el portero del Stuttgart) por televisión quedé horrorizado, pero sé que todo pasará. Mi reputación es lo menos importante, solo deseo ser un modelo a seguir", apuntó Paolo, quien fue suspendido ocho fechas por esa agresión.

Guerrero también se refirió al momento del Hamburgo (15° con 30) en la Bundesliga. "Es duro no poder apoyar al equipo, sobre todo ahora que estamos complicados con el descenso", expresó el ariete, quien calificó a los peruanos de "temperamentales".

"¡Imagínense cómo sería con todos (Pizarro abofeteó a un rival y Zambrano escupió a otro) en el mismo equipo! Y sumemos también a Jefferson Farfán", bromeó Paolo.

DATOS

- En abril de 2010, Guerrero le arrojó una botella a un hincha del Hamburgo que lo insultó. Lo suspendieron cinco fechas y lo multaron con 20 mil euros.

- En 2009 escupió a un hincha que lo provocó. Fue en el Monumental y vistiendo la blanquirroja.