SE AFERRA. Necesita mantener mayoría en el Congreso para reformar la Constitución y reelegirse. ()
SE AFERRA. Necesita mantener mayoría en el Congreso para reformar la Constitución y reelegirse. ()

BUENOS AIRES (DPA).– El kirchnerismo impulsa dos proyectos dirigidos a bajar a 16 años la edad mínima para votar en la Argentina, en el marco de un crecimiento del activismo político juvenil y de una polémica por actividades de la agrupación oficialista La Cámpora en escuelas.

Una iniciativa promueve la votación optativa de los jóvenes de entre 16 y 17 años, mientras que la otra dispone la obligatoriedad del sufragio a partir de los 16 años y habilita a votar a los extranjeros con dos años de residencia en el país.

Actualmente es obligatorio votar a partir de los 18 años, mientras que los extranjeros no pueden sufragar en las elecciones nacionales.

"Tenemos medido que entre el 40 y el 50 por ciento de los jóvenes dice que quiere participar. Nosotros queremos abrir ese marco para que puedan dar la discusión política. El que no tenga ganas de hacerlo, que no lo haga, porque va a ser voluntario", declaró el senador del oficialista Frente para la Victoria (FPV, peronista) Aníbal Fernández.

El proyecto responde a "la necesidad de ampliar la participación de los argentinos en la toma de decisiones", explicó el diputado kirchnerista Carlos Kunkel.

El kirchnerismo buscará mantener la mayoría en ambas cámaras del Congreso en las próximas elecciones legislativas en 2013.

BASTIÓN KIRCHNERISTAEl apoyo popular a la gestión de la presidenta peronista Cristina Fernández de Kirchner bajó en los últimos meses, según indican varios sondeos, y el respaldo de los sectores juveniles –uno de los principales bastiones políticos kirchneristas– podría sostener su espacio en el Poder Legislativo, señalan los analistas. El kirchnerismo tiene mayor apoyo entre los 16 y los 25 años.

SABÍA QUE

- En caso de aprobarse el proyecto, se sumarán al padrón electoral casi 1.4 millones de jóvenes sobre un universo actual de 25.2 millones de electores de entre 18 y 70 años, según datos del Censo 2010.

- La finalidad, sostiene la oposición, es tratar una reforma constitucional que habilite un nuevo periodo de gobierno a Cristina Fernández.

- La presidenta logró la reelección en 2011 y no puede volver a presentarse.