INCIDENTE. Kina sonríe ante la presencia de los periodistas. No quiso dar declaraciones. (Kelvin García/USI)
INCIDENTE. Kina sonríe ante la presencia de los periodistas. No quiso dar declaraciones. (Kelvin García/USI)

Kina Malpartida va por una nueva defensa. Esta vez no está en juego el cinturón mundial superpluma, y tampoco deberá usar sus puños. Esta vez, Kina debe defenderse de sus propias acciones, como manejar en presunto estado de ebriedad y, además, no pagarle a un taxista.

La boxeadora fue intervenida ayer, a las 11:30 a.m., entre la Av. República de Panamá y la Vía Expresa a pedido del taxista Pablo Robles Gómez, quien argumentó que la campeona no le quiso pagar por la 'carrera' desde la cuadra 2 de la calle Nicolás de Piérola, al salir de la discoteca Dragón Rojo.

El taxista refirió que mientras se desplazaba con la deportista, ella recordó que su auto estaba en la cochera del local y decidió regresar. Kina encontró su vehículo y se retiró sin pagarle al chofer, lo que motivó que Robles Gómez acudiera a la Policía. Kina fue intervenida por personal de la comisaría de Barranco, y el examen cualitativo (tufómetro) habría arrojado positivo. La boxeadora fue derivada a la sede policial y, luego, conducida al laboratorio de la Policía para ser sometida al dosaje etílico. Horas después salió raudamente y partió rumbo al club Regatas.

KINA SIN RESPUESTACuando todos esperaban una respuesta de Kina en una conferencia de prensa anunciada, la pugilista decidió cancelarla.

"En estos momentos prefiero no declarar sobre lo sucedido en Barranco. Hay detalles que necesito aclarar en la tranquilidad de mi hogar, y lo voy a hacer", señaló la púgil en un comunicado a la prensa.

SABÍA QUE

- Kina fue elegida como una de las deportistas para portar la antorcha olímpica mientras recorra el camino de Luton, Dunstable hacia Oxford, Gran Bretaña.

- La boxeadora ha defendido con éxito su corona mundial en cinco oportunidades.