notitle
notitle

Richard Abecasis, Mis.Finanzasrabecasis@peru21.com

¿Lo han invitado a participar en una junta de dinero entre amigos, familiares o vecinos, pero siempre ha desistido por un tema de seguridad?

Entonces, tome nota: una reciente encuesta de la Superintendencia de Banca Seguros y de la Universidad del Pacífico revela que cuatro de cada 10 peruanos prefieren guardar su dinero 'bajo el colchón' o participar en juntas de dinero.

El 16.2% de los limeños ahorra en el sistema financiero, un 28.7% mantiene su dinero en efectivo y un 20.2% utiliza las juntas como un instrumento de ahorro, sostiene la Corporación Andina de Fomento. El menor porcentaje de los que acuden a un banco o una financiera se puede atribuir a una desconfianza en el sistema.

Una junta se basa en la confianza mutua de las personas –no se requieren garantías físicas–, con lo cual es muy importante saber seleccionar a los participantes de la misma.

Una vez formado el grupo, se decide si los aportes serán quincenales o mensuales. Luego se realiza el sorteo para saber el orden de los pagos.

Si la mayoría de participantes tiene un sueldo cercano a los S/.5,000, las cuotas podrían llegar hasta los S/.200 quincenales. En cambio, si el sueldo promedio bordea los S/.2,000, el abono sería de S/.100 cada dos semanas.

Si la junta se planifica con tiempo, puede ayudarle a pagar la cuota inicial de un automóvil, las vacaciones, los gastos de las tarjetas de crédito, algún préstamo bancario y hasta las compras navideñas.