PROTESTA. Manifestantes acudieron a la puerta del tribunal para rechazar cualquier acto de corrupción. (Reuters)
PROTESTA. Manifestantes acudieron a la puerta del tribunal para rechazar cualquier acto de corrupción. (Reuters)

BRASILIA (AFP).– La Corte Suprema de Brasil inició ayer un histórico juicio a 38 acusados en un escándalo de corrupción política que enlodó al gobernante Partido de los Trabajadores (PT) durante la gestión del expresidente del país Luiz Inácio Lula da Silva.

En las siguientes semanas, el tribunal determinará las responsabilidades de exministros, exdiputados y empresarios en una red de compra de votos en el Congreso orquestada durante 2002 y 2005 con el fin de lograr adhesiones en el Legislativo.

'EL MENSALAO'En este caso, conocido como 'El mensalao' –por la mensualidad que pagaban a los legisladores–, el principal acusado es José Dirceu, quien fuera jefe del gabinete de Lula.

Los 38 acusados –todos libres– deberán responder por cargos de asociación para delinquir, peculado, lavado de dinero, corrupción y fraude. Podrían ser condenados a penas de hasta 45 años de prisión.

En caso de que se encuentren responsabilidades, el escándalo podría afectar los planes de Lula de volver al poder. Recientemente, el exmandatario expresó su deseo de retornar al gobierno en el 2014.

Fundador y líder del PT, Lula fue excluido de la causa penal y negó conocer la existencia de esta red de corrupción.

TENGA EN CUENTA

- Este escándalo es el más grave desde la renuncia del expresidente Fernando Collor de Melo, en 1992, por delitos de corrupción.