notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Por lo que no han sorprendido ni los ataques por parte del presidente del Congreso ni su poco convincente descargo.

Más bien, lo que ha quedado confirmado, al verse obligado a despedir en el acto al coordinador general del Programa de Gestores para el Desarrollo Local –que él recientemente había lanzado–, es que no tiene control sobre los activistas a quienes ha convocado.

Incluso, nos preguntamos si no tenía idea Abugattás de lo que hacía el principal funcionario del esquema –y asesor muy cercano– en un distrito de la capital a poca distancia de su despacho. ¿Cómo espera manejar a la distancia a Nancy Obregón o a cualquiera de los 73 'gestores' que ha empoderado? ¿Cómo evitará que incendien la pradera en Tocache, Bagua o Inambari, azuzando a la población en contra de la erradicación del Corah, de la exploración minera o de la construcción de una hidroeléctrica?

En realidad, la respuesta es que no tiene forma de controlarlos y hasta daría la impresión de que ni siquiera estaría interesado en intentarlo. Sin duda, han creado un monstruo con una enorme capacidad de generar conflictos innecesarios que se les puede ir de las manos.

Por otro lado, el Perú está en la envidiable posición de poder pasar la crisis internacional sin temor a caer en recesión. Más aún, podríamos repetir el crecimiento de 7%, en lugar del insuficiente 4% que algunos están pronosticando, si no fuera porque los niveles de inversión serán bastante más bajos este año ante el temor que vienen generando conflictos como aquellos en los cuales los 'gestores' están participando.

Por lo que este proyecto del presidente del Congreso tendría un costo bien elevado que terminaremos pagando con menor crecimiento todos los peruanos. En todo caso, al final todavía no queda claro qué persigue Abugattás con ese programa que ha creado.