No tenga miedo de experimentar junto a su pareja. (Internet)
No tenga miedo de experimentar junto a su pareja. (Internet)

¿Recuerda los primeros días de enamoramiento? ¿Los días en los que solo pensaba en su amada/amado y no aguantaba la hora para probar mil y un piruetas en la cama? Ahora pregúntese: ¿Por qué hoy prefiere ver televisión, dormir o argumentar que le duele la cabeza antes que tener sexo con su pareja? El "ya no es lo mismo" es una llamada de alerta que puede causar problemas en la relación. Por ello, hoy le sugerimos algunas ideas para evitar dicho escenario.

EL PODER DE LA PALABRASorprenda a su pareja con una llamada especial. Dígale cosas como "no sabes lo que te haré esta noche". Pruebe también con dejarle una notita con alguna frase subida de tono o susurrarle una 'malcriadez' en el momento menos pensado. Insinuar hasta llegar al límite de lo explícito resulta emocionante. Es el combustible que enciende el deseo.

JUEGOS DEL HAMBRESepárense una semana. En ese lapso, llámense, mándense mensajes, correos y fotos a lo Scarlett Johansson, prueben con cámaras web. Ya verán que, transcurridos esos días de abstinencia, las ganas estarán a tope cuando vuelvan a encontrarse.

GEOGRAFÍA CALIENTEPiense en las zonas del cuerpo donde usted obtiene más placer. Tome un post it, escriba qué le gustaría que hagan en dicha área y péguesela. Por ejemplo, una nota en la oreja puede decir "muérdeme suavemente", otra en la espalda diría "haz lo que quieras".

DOCUMENTACIÓN DIFERENTEUn consejo habitual es: "Vean películas porno juntos". Sin embargo, muchas mujeres no se sienten a gusto con la pornografía convencional: el énfasis en la penetración, tanto mete-saca en primer plano, no las motiva. Alternativa: vean pornografía hecha por mujeres. A diferencia del típico softcore ambientado con saxofón, estas producciones se enfocan en contar mejores historias y mostrar el lado emocional del sexo. Apreciar una nueva perspectiva será divertido.

GASTRONOMÍA AL DESNUDO¿Saben cocinar? No importa, tal vez no será necesario. Un día que tengan hambre, quítense la ropa, vayan a la cocina y preparen algo. Basta con un arroz con huevo, no hay que ponerse exquisito. Pero abrácense mientras buscan los ingredientes, bésense de cuando en cuando y, si gustan, aprovechen para hacerlo ahí mismo.

MANOS A LA OBRALa masturbación suele ser una actividad solitaria. Pero la variante que sugerimos es hacerlo en pareja. Colóquese frente al ser amado y mírense fijamente a los ojos mientras cada uno se toca a sí mismo. En el caso del hombre, hay que ir lento y retrasar la eyaculación lo más que se pueda. Póngase como meta llegar juntos al clímax. Difícil, pero no imposible.

TALONARIO CALIENTECompre un pequeño block de notas. En cada hoja escriba lo que más le gusta a su pareja: determinada pose, el juego tal, la actividad x, en fin. Adórnelas de modo que parezcan cupones de ofertas, envuélvalas y déselas como obsequio. Cada día, él/ella tendrá derecho a usar un cupón.

SESIÓN FOTOGRÁFICAHagan una sesión erótica de fotos, pero con la condición de que los dos posen. Primero uno, después otro. Cuando le toque ser el fotógrafo, indíquele a su pareja cómo debe posar. Cuando esté frente al lente, solo déjese llevar. Ojo, no olvide borrar la memoria de la cámara al final. Uno nunca sabe.

TENGA EN CUENTA

- Monogamia no equivale a monotonía. La clave: invertir en creatividad para lograr una vida sexual plena en pareja. ¿Quién dice que es imposible?

- Muchas parejas ocultan sus pensamientos por vergüenza o para no herir al otro. Lo ideal es compartir sin tapujos esta valiosa información. Hable y escuche.