notitle
notitle

Guillermo Giacosa, Opina.21ggiacosa@peru21.com

Redactó una nueva Constitución y hoy, gracias a la movilización popular y a la capacidad para no deglutir fórmulas fracasadas, anuncia que su PBI se triplicará. Transformaron la crisis en oportunidad y están saliendo a flote.

Los movimientos que creen que un mundo mejor es posible han observado el comportamiento de Islandia y lo han puesto como modelo a imitar. Según las previsiones de la Comisión Europea, este país cerrará el 2011 con un crecimiento del 2.1%, y en 2012 será del 1.5%, cifra que supera el triple que la de los países de la Zona Euro. La tendencia al crecimiento aumentará incluso en 2013, cuando alcanzará el 2.7%.

Los analistas aseveran que la incertidumbre sigue presente en los mercados. Sin embargo, ha vuelto a generar empleo y la deuda pública ha ido bajando de forma palpable.

Este pequeño país rechazó rescatar a los bancos. Los dejó caer y aplicó la justicia sobre quienes habían provocado descalabros y desmanes financieros. A pesar de trascender parte de los resultados que todo el movimiento social ha conseguido, poco se ha hablado del esfuerzo realizado por este pueblo.

La revuelta surgida en Islandia, que no ha causado más víctimas que algunos políticos y financistas, ha conseguido sus objetivos de forma limpia y ejemplar.