Tres mil centrifugadoras más. (Reuters)
Tres mil centrifugadoras más. (Reuters)

TEHERÁN (AFP).– Como una respuesta a las sanciones de Occidente a su polémico programa nuclear, el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, presentó 3,000 nuevas centrifugadoras que se agregarán a las 6,000 que ya poseían.

El mandatario inauguró tres nuevas instalaciones nucleares, entre ellas un centro para el enriquecimiento de uranio en la ciudad de Natanz.

Para Teherán este es un paso adelante en sus intentos por dominar el ciclo completo del combustible nuclear y para acelerar sus actividades de enriquecimiento de uranio.

De otro lado, la Cancillería iraní negó que haya suspendido la exportación de petróleo a seis países de Europa. Indicó que convocó a seis diplomáticos europeos para advertirles que eventualmente podrían dejar de ser sus clientes.