notitle
notitle

Más optimista. El Banco Central de Reserva (BCR) actualizó sus estimados de los indicadores macroeconómicos para 2012, y ahora considera que la economía crecerá 5.7% y que la inversión privada aumentará 8.2%. El sector Construcción se recuperará y avanzará 11.3% este año.

El presidente del BCR, Julio Velarde, reconoció que todavía existen trabas a la inversión privada. Además, recomendó evaluar el impacto que tendrá el retraso del proyecto Minas Conga en las expectativas del sector porque los grupos antimineros podrían obstaculizar otras iniciativas en el sector.

"Soy consciente de que el Gobierno hace lo que puede para acelerar las inversiones. La última encuesta de expectativas empresariales, de Apoyo, revela que el 35% espera acelerar sus inversiones este año", comentó Velarde.

Consideró que los estimados podrían ser mayores si se toma en cuenta la cartera de inversiones por US$10,351 millones en infraestructura que anunció el ministro de Economía y Finanzas, Luis Castilla, el miércoles último.

MEJOR ESCENARIODe otro lado, el ente monetario elevó su proyección de crecimiento del PBI de 5.5% a 5.7% para 2012, tal como adelantó Luis Alberto Arias, director del BCR, en el Perú Day en la Bolsa de Nueva York, realizado a inicios de marzo.

Para 2013, en tanto, el ente emisor mantiene la proyección en 6.3%.

En el reporte de proyecciones macroeconómicas 2012-2013, el BCR estima que la inflación fluctuará entre 2% y 3%, dentro del rango meta previsto para este año.El superávit fiscal llegará a 1.1% del PBI, y el déficit en la balanza de cuenta corriente será de 1.5%.

El Banco Central también consideró un incremento en el intercambio comercial debido a un aumento del precio de los commodities. Proyecta que el superávit comercial se elevaría de US$6,862 millones a US$9,065 millones.

DATOS

– Euforia. Ocho puntos subió entre enero y marzo la expectativa empresarial para la economía en los siguientes seis meses (paso de 60 a 68), dijo Julio Velarde.

– Retroceso. El índice de confianza del consumidor, que mide la situación económica familiar, retrocedió de 61 a 56 puntos entre febrero y marzo de 2012, pero se mantiene en el tramo optimista.