Estudiantes basijs no tuvieron mayor resistencia para irrumpir violentamente. (EFE)
Estudiantes basijs no tuvieron mayor resistencia para irrumpir violentamente. (EFE)

TEHERÁN (AFP).– Manifestantes islamistas iraníes ocuparon y saquearon durante horas dos locales de la embajada británica en Teherán, en protesta por el refuerzo de las sanciones occidentales contra la República Islámica por su programa nuclear.

Las fuerzas de seguridad lograron evacuar a los manifestantes de ambos locales y procedieron a numerosas detenciones, según la prensa.

Manifestantes presentados por los medios de comunicación oficiales como "estudiantes basijs" –milicia islamista– opuestos a las sanciones adoptadas por Gran Bretaña contra Irán por el programa nuclear, entraron dos veces en la embajada y ocuparon durante varias horas el local de la exresidencia británica, en otra zona de la capital.

Contrariamente a la primera ocupación de la embajada, en la que las unidades antidisturbios no intervinieron, la segunda vez la Policía lanzó gases lacrimógenos dentro del recinto y varios manifestantes resultaron heridos.

CONDENA INTERNACIONALEl ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, advirtió que tomarán medidas por el gravísimo error del gobierno iraní y que habrá "graves consecuencias".

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó de "inaceptable" lo ocurrido. En igual sentido se pronunció Francia, mientras que Italia lo tildó de "intolerable" y Rusia, de "invasión ilegal".

TENGA EN CUENTA

  • El parlamento iraní redujo las relaciones diplomáticas al nivel de encargado de Negocios y prevé la expulsión del embajador británico en un plazo de dos semanas.