SIN TREGUA. La comuna limeña cerrará los locales inseguros. (César Fajardo)
SIN TREGUA. La comuna limeña cerrará los locales inseguros. (César Fajardo)

El incendio ocurrido el viernes pasado reveló que decenas de galerías de Mesa Redonda siguen siendo 'bombas de tiempo'. Para prevenir tragedias ante eventuales emergencias, la Municipalidad de Lima dispuso la inspección de los 137 locales del lugar.

Al respecto, el gerente de Seguridad Ciudadana de la comuna capitalina, Gabriel Prado, señaló que los operativos comenzarán hoy. También advirtió que solo 69 de dichos establecimientos cuentan con licencia municipal.

El funcionario indicó que desde noviembre del año pasado se han emitido 220 notificaciones a centros comerciales que carecen de licencia o del certificado de Defensa Civil.

CLAUSURA TEMPORALLa Gerencia de Fiscalización de la alcaldía metropolitana cerró ayer, por 30 días, los tres predios que fueron afectados por el siniestro. Se trata de la galería La Cochera y de otros negocios ubicados en la cuadra nueve del jirón Andahuaylas, en el Cercado de Lima. Estos carecían de medidas de seguridad, por lo que fueron calificados de "alto riesgo".

De otro lado, a través de un comunicado, el municipio aclaró que La Cochera sí contaba con licencia de funcionamiento, la misma que le fue otorgada en el año 2010.

Esta versión fue confirmada por Jaime Navarrete, representante de los propietarios de los puestos del local, quien declaró que los vendedores tienen "todos los documentos en regla".

Sin embargo, las otras dos tiendas siniestradas no tenían los permisos ediles ni los certificados respectivos.

En tal sentido, el Poder Judicial negó que las galerías La Cochera y Mesa Redonda estén amparadas por medidas cautelares.

Entre tanto, los comerciantes iniciaron ayer la búsqueda de mercadería en buen estado ante la atenta mirada de grupos de serenos.

DATOS

- La Alcaldía de La Victoria clausuró el Mercado Unicachi, situado en la cuadra 16 del jirón Sebastián Barranca.

- También cerró cinco galerías en Gamarra. Estos locales no contaban con las medidas de seguridad.