Ilegales no dan marcha atrás. (Difusión)
Ilegales no dan marcha atrás. (Difusión)

La Federación Minera de Madre de Dios (Fedemin) inicia hoy una paralización indefinida para exigir al Gobierno la derogatoria de los decretos legislativos 1100, 1101 y 1102, que ordenan la actividad minera a pequeña escala. Asimismo, busca que se cumpla la Ley 27651 "Formalización y promoción de la pequeña minería y minería artesanal", aprobada por el Congreso en el 2002 y que sigue vigente.

Como se informó, uno de los principales promotores y defensores de esta actividad informal, que ha perjudicado el ecosistema de Madre de Dios, es el exdirigente de la Fedemin y suspendido congresista por Gana Perú, Amado Romero ('Comeoro').

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Madre de Dios, Román Meza, rechazó la medida de fuerza debido a los actos de violencia y destrucción que se registran, por lo que pidió diálogo.