notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

Si su hábito es más lento –y las deposiciones son secas y duras– se considera que es un estreñido. En este caso, se sugiere más actividad física (movilizar la prensa abdominal facilita las evacuaciones), comer más fibra y tomar más agua (el colon absorbe el agua de las heces; si esta falta, se producen heces duras que pasarán lentamente por el tubo digestivo). Hay pacientes en los que existe una alteración en los nervios y los músculos del colon. El diagnóstico se hace con marcadores colónicos que se dan por tres días. Luego se toman placas de abdomen. Se ha observado que los que no sufren molestias para defecar conservan solo el 20% del marcador al quinto día de haberlo ingerido. Si se encuentra más, estamos ante un cuadro de inercia colónica. Hay fármacos que ayudan al paciente. La cirugía (resección de colon total) es la última alternativa.