Las labores de rescate continuaban hasta la noche pese a los problemas del tiempo. (Reuters)
Las labores de rescate continuaban hasta la noche pese a los problemas del tiempo. (Reuters)

GIGLIO (Agencias).– Tal como lo adelantara un día antes, la empresa propietaria del crucero Costa Concordia ratificó que un "error humano" originó el naufragio en el que murieron seis personas y 29 quedaron desaparecidas.

En conferencia de prensa, el director ejecutivo de Costa Crociere, Pierluigi Foschi, informó que el capitán de la embarcación, Francesco Schettino –quien se encuentra bajo arresto–, cometió una serie de imprudencias que causaron la tragedia.

Una de ellas, por ejemplo, fue acercarse unos 150 metros a la costa de la isla de Giglio, cuando no había motivo alguno para hacerlo. Otra negligencia fue esperar hasta una hora para comunicar la emergencia, y la más grave fue escapar antes de que los pasajeros estuvieran a buen recaudo.

UN EXTRAÑO 'REGALO'Con estas declaraciones cobró fuerza la versión del diario italiano Corriere della Sera, según la cual el capitán acercó la nave hacia la costa para hacerle un 'regalo' a uno de los tripulantes, que era originario de la isla de Giglio y se encontraba laborando en su día de descanso.

La periodista peruana Domenica Canchano –quien radica en Italia y estuvo presente en la conferencia de prensa– manifestó a Perú21 que la información proporcionada por la compañía guarda relación con la obtenida en la caja negra del crucero.

De otro lado, hay el riesgo de que se derramen 24,000 toneladas de combustible que se encuentran en la embarcación. Esto causaría un severo daño ecológico en el mar.

En tanto, el capitán del barco rendirá hoy su manifestación ante el juez. En la audiencia participarán algunos de los pasajeros del Costa Concordia. De ser hallado culpable, podría ser condenado a 12 años de cárcel.

DATOS – Hasta el domingo se consignaban 17 desaparecidos pero, ayer, los guardacostas informaron que, en total, son 29 las personas no habidas.

- Los familiares de los fallecidos y de los heridos graves podrían recibir una indemnización de hasta 52,000 euros (casi 66 mil dólares).

- Ayer fue rescatada la sexta víctima mortal. Se trata de un español de 68 años de edad.