Armani es sinónimo de la sobriedad y la comodidad. (USI)
Armani es sinónimo de la sobriedad y la comodidad. (USI)

Cada marca tiene un sello. Versace explota lo atrevido, exalta los colores vivaces y las formas sensuales. Gaultier sorprende con colecciones innovadoras y hasta polémicas. Valentino destaca por la audacia a la hora de resaltar lo femenino. En cambio, Armani es el sinónimo de la sobriedad y la comodidad. Desde sus inicios, esta firma ha apostado por un tipo de elegancia que sea fluida y fácil de llevar. Por ello, se le suele definir como 'casual chic'. Sin embargo, lo que para unos es una propuesta coherente a lo largo de los años, para otros es una falta de experimentación y osadía. Lo cierto es que ponerse un traje Armani en cualquier época nunca es, ni ha sido, un desacierto.

MÁS SOBRE 'GIO'En una entrevista publicada en el diario The Independent, Giorgio Armani, diseñador y fundador de la empresa en 1974, contó que el primer recuerdo vinculado a la moda lo lleva a su niñez, cuando veía a su madre impecablemente vestida. "A pesar de que crecimos en una Italia de posguerra, ella siempre se aseguró de que mi hermano, mi hermana y yo nos vistiéramos de manera inmaculada. Ella era una mujer elegante innata", declaró.

Hoy, Armani tiene varias líneas de negocio para gustos diversos: Giorgio Armani y Armani Collezioni, las líneas de alta costura; Emporio Armani, Armani Exchange y Armani Jeans, dirigidas a un público joven; Armani Junior, para niños; Armani Casa, orientada al diseño interior, y Armani Cosmetics, dedicada al rubro de la belleza.

"La esencia del estilo consiste en ser una forma sencilla de decir algo complejo", expresa el diseñador, hoy ubicado en el puesto 136 de los más ricos del mundo según Forbes. A pesar de que muchos entendidos de la moda han vaticinado el ocaso de la marca, Armani se mantiene vigente.