PRUEBAS. Iberico confirmó irregularidades en régimen carcelario. (Alberto Orbegoso)
PRUEBAS. Iberico confirmó irregularidades en régimen carcelario. (Alberto Orbegoso)

Dos meses después de que Perú21 pusiera al descubierto que Antauro Humala pasó Navidad y Año Nuevo en el Hospital Militar, y no en el penal de Ancón, el legislador Luis Iberico anunció ayer que solicitará al Pleno del Congreso la formación de una comisión investigadora por el "tratamiento privilegiado" del que goza.

Su decisión se fundamenta en que, ahora, el INPE ha decidido recluirlo en la Escuela Militar de Chorrillos, alegando razones de seguridad.

Según él, la información que le proporcionaron el INPE y el Ministerio del Interior confirma que, pese a que es "un reo de alta peligrosidad" –que cumple una condena de 19 años por asesinato–, no solicitaron el apoyo policial respectivo para llevarlo al Hospital Militar, como sí se hizo en las más de 10 oportunidades en que fue trasladado durante todo 2011.

"Para las fiestas se produce este traslado silencioso, sin presencia policial, porque ahí no se considera que la vida de Antauro corría peligro", cuestionó Iberico.

Informó que Antauro salió 13 veces del penal: nueve para sus diligencias judiciales y el resto por supuestos problemas renales. Pero la última vez solo le administraron antiinflamatorios, analgésicos, antipiréticos para el asma, gotas para el ojo y gastritis. Nada para sus problemas renales.