ESPERA RESULTADOS. Dice que la justicia debe investigar el caso. (César Fajardo)
ESPERA RESULTADOS. Dice que la justicia debe investigar el caso. (César Fajardo)

El presidente Ollanta Humala afirmó ayer que las esterilizaciones forzadas –cometidas durante el régimen fujimorista– no pueden quedar "impunes" porque –advirtió– representaron una de "las formas más salvajes de violentar a la mujer".

"No podemos permitir que alguien decida por una mujer su destino y el destino de sus hijos", sentenció, en referencia a la decisión de la Primera Fiscalía Supraprovincial Penal de Lima, que reabrió las investigaciones sobre dicha práctica ilegal, a la que fueron sometidas unas 1,500 personas.

Durante la actividad central por el día de la eliminación de la violencia contra la mujer, el mandatario indicó que aspira a que sus dos hijas tengan la personalidad y fortaleza de escoger su camino y denunciar cuando transgreden sus derechos.

Mientras tanto, el congresista Alejandro Aguinaga –quien se desempeñó como ministro de Salud en el gobierno de Alberto Fujimori– reiteró que se afecta su derecho constitucional al investigarlo nuevamente por una denuncia que ya había sido archivada.

Además, subrayó que detrás de todo se encuentra un pequeño grupo de organizaciones no gubernamentales, al que calificó de "mercaderes" de los derechos humanos.

De otro lado, el presidente Humala culpó a los programas cómicos de fomentar la violencia de género y demandó a los medios de comunicación que impulsen valores y una sociedad tolerante.

DATOS

- La ministra de la Mujer, Ana Jara, aseguró que no hay persecución política en las investigaciones y pidió que se deje trabajar a la justicia en este caso.

- Dijo que independientemente del Gobierno en el que se perpetraron los crímenes, los responsables debe ser sancionados.