NO ES PARA REÍR. Las obras en la Costa Verde vienen generando dolores de cabeza a los conductores. (Perú21)
NO ES PARA REÍR. Las obras en la Costa Verde vienen generando dolores de cabeza a los conductores. (Perú21)

Ollanta Humala le dio su jalón de orejas a Susana Villarán. Ayer, luego de supervisar los avances de las obras del tramo 2 de la Línea 1 del Metro de Lima, el presidente de la República resaltó que dicha obra no afectará el tránsito vehicular cotidiano, a diferencia de otras que se ejecutan en la ciudad.

"Estamos acostumbrados a hacer una obra y paralizamos un tramo de una carretera. A veces, en la temporada de verano paralizamos un tramo de playa, y en época de invierno, la (autopista) Prialé. Acá no vamos a paralizar, el tránsito va a seguir normal", enfatizó el mandatario en diálogo con la prensa.

Y esto no fue gratuito. Al inicio de esta semana, miles de conductores expresaron su malestar por el caos vehicular que generó el cierre parcial de la vía en la Costa Verde, entre Magdalena y San Miguel, por el proyecto que realiza la Municipalidad de Lima. La cola de autos se había extendido por casi dos kilómetros.

Pensando en eso, quizás, el mandatario remarcó que la empresa Odebrecht tomará todas las medidas necesarias para que la población no sufra con la construcción de la vía ni de los puentes.

Alberto Valenzuela, regidor del PPC de la Municipalidad de Lima, coincidió en que "el presidente les ha dado su 'chiquita' a la alcaldesa Villarán y a sus funcionarios" porque todos son testigos de que las obras del Metropolitano, que se realizan a ras del suelo, interfieren en el tránsito porque comparten la misma vía que el transporte activo.

El regidor dijo que también merecen una llamada de atención los funcionarios de la comuna capitalina que están haciendo que las cinco rutas "complementarias" del Metropolitano interfieran con la ruta del Metro.

REVOCATORIAAunque el asesor del municipio de Lima, Gustavo Guerra García, ha negado que Luis Favre, exasesor del presidente Ollanta Humala, esté detrás de la campaña en contra de la revocatoria de Susana Villarán, Valenzuela recordó que el brasileño ha mandado varios mensajes, vía Twitter, a favor de la alcaldesa de Lima.

Sin embargo, lejos de preocuparse por esta situación, sostuvo que la posible participación de Favre lo llena de esperanza porque, quizás ahora –señaló–, la municipalidad podrá pasar del fracaso de 'la gran transformación' que ha significado la gestión de Villarán a una verdadera 'hoja de ruta' que lleve a la ciudad a un desarrollo planificado.

"La capital necesita una hoja de ruta", afirmó el funcionario edil.

TENGA EN CUENTA

- El Partido Aprista, en su II Plenario de Lima Metropolitana, realizado el pasado 9 de diciembre, acordó "apoyar al pueblo limeño con el Sí a la revocatoria de la alcaldesa de Lima y sus regidores".

- En el documento del acuerdo se lee que dicha decisión fue adoptada por la "ineficiente gestión demostrada hasta la fecha, así como por su indolencia en el trato a los trabajadores afectados por su mala gestión".