SIN MEDIAS TINTAS. En diciembre, Vargas Llosa dijo que solo una enfermedad terminal podía sustentar un indulto. (Rochi León)
SIN MEDIAS TINTAS. En diciembre, Vargas Llosa dijo que solo una enfermedad terminal podía sustentar un indulto. (Rochi León)

La antigua 'guerra' entre Mario Vargas Llosa y Alberto Fujimori cobró ayer una nueva dimensión cuando el premio Nobel de Literatura se mostró "totalmente en contra" de un indulto humanitario a favor del condenado exgobernante. Según opinó, el exmandatario está bien de salud y los crímenes por los que fue sentenciado cierran cualquier posibilidad para el perdón presidencial.

"Él está tan sano como usted o como yo. El indulto es algo que se otorga a los delincuentes que están en estado agónico para que, por compasión y piedad, mueran en sus casas. No es el caso de Fujimori. No hay peruano que esté tan cuidado y vigilado por los médicos como el expresidente y su estado de salud, de ninguna manera, amerita un indulto", enfatizó.

Es más, el escritor le pidió al jefe de Estado Ollanta Humala que "no ensucie su gestión sacando a la calle a una persona" que "en juicios respetuosos de la legalidad e impecables, fue condenado por crímenes contra los derechos humanos y por millonarios robos al Estado". Al respecto, precisó que de los 6 mil millones de dólares sustraídos durante el régimen fujimorista apenas se pudo recuperar 180 millones de dólares.

"No hay indulto posible (…) El exdictador ni siquiera se ha mostrado arrepentido de sus crímenes, ni ha pedido perdón a las víctimas. Estoy totalmente en contra del indulto", remarcó en rueda de prensa.

El autor de Conversación en la Catedral, La fiesta del Chivo y La ciudad y los perros respaldó, asimismo, la decisión del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de prohibirle a Fujimori dar una entrevista a través de Radioprogramas del Perú.

"Hay miles de presos en el Perú que también tendrían derecho a defender sus casos. Creo que (el INPE) actuó con absoluta legalidad", aseveró.

"RENCOR Y ODIO"El fujimorismo devolvió el golpe y con fuerza. En las redes sociales, el congresista Kenji Fujimori atribuyó las palabras del excandidato presidencial al "rencor" y dijo que de "noble solo tiene el título".

"Luego de 22 años de su derrota electoral en manos de un "chinito", el rencor del marqués Vargas Llosa sigue siendo tan grande que de noble solo tiene el título. Ahora resulta que no solo es escritor sino médico y se permite certificar sobre la salud de mi padre ¿O es que también quiere ganar el Nobel de medicina? No ensucie su carrera con el rencor señor Vargas Llosa. ¡No se convierta en el Pedro Camacho de usted mismo!", escribió en alusión a uno de los personajes de la obra La tía Julia y el escribidor.

El legislador Alejandro Aguinaga también fue duro en su reacción. Sostuvo que con el "avance de la edad" las fobias y los odios del exlíder del Fredemo se están acentuando.

"Ganar el Nobel no le sirvió para reconciliarse con la sociedad peruana. En 1990 hizo un periplo para que no inviertan en el país, se nacionalizó español y ahora, en el otoño de su vida, se le acentúan los odios", insistió en diálogo con Perú21.

Consultado por este diario, el legislador Juan Díaz Dios lamentó que Vargas Llosa albergue tanto "odio" y "deseos de venganza" que lo hagan capaz de hablar de esa manera. Agregó que el escritor sigue resentido y aún no asimila cómo pudo perder las elecciones.

Puntualizó que el novelista no es médico y está totalmente desinformado sobre los requisitos para acceder a un indulto humanitario. "Es una gracia presidencial. No depende de Vargas Llosa por más Nobel que sea. (…) Sería terrible que una persona pueda vetar la decisión de Humala. Espero que no", comentó.

Para Luz Salgado la posición de Vargas Llosa refleja su "poca calidad humana" y constituye un "amedrentamiento" dirigido al jefe de Estado.

Mientras que su colega Carlos Tubino manifestó que es penoso que "un anciano hable así de otro anciano, que está preso" y Luisa María Cuculiza tildó de "malagradecido" al también político.

En la otra orilla, el congresista Sergio Tejada (Gana Perú) anotó que el novelista tiene "razón" porque Fujimori no padece una enfermedad terminal y está sentenciado por secuestro agravado.

Para la legisladora Lourdes Alcorta (APGC), la decisión sobre el indulto le corresponde solo al presidente Humala y nadie debe intervenir.

Según el exasesor Carlos Tapia, las palabras de Vargas Llosa representan el "tiro de remate" al indulto y "ponen en una situación difícil" al mandatario.

Pero el escritor no solo se opuso al indulto. También rechazó el proceso de revocatoria a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, indicando que desestabiliza el sistema.

SABÍA QUE

- En abril del año pasado, antes de la primera vuelta, Vargas Llosa comparó a los candidatos Keiko Fujimori y a Ollanta Humala como el "cáncer y el sida".

- Ya en la segunda vuelta, se inclinó por el nacionalista, asegurando que de ninguna manera iba a permitir que la hija de un "dictador" llegue a Palacio.

- El escritor dijo que odia lo que Fujimori representa.