LOS SOLTARON. Exrehenes fueron canjeados, según conversación. (Alberto Orbegoso)
LOS SOLTARON. Exrehenes fueron canjeados, según conversación. (Alberto Orbegoso)

Mientras el Gobierno insiste en señalar que no hubo una negociación ni el pago de un rescate por la liberación de los 36 trabajadores del Consorcio Camisea secuestrados por una columna senderista en Echarate, unos audios difundidos ayer demostrarían todo lo contrario.

IDL Reporteros publicó ayer las conversaciones registradas desde el mismo día del secuestro (lunes 9) hasta un día antes de la liberación de los trabajadores, las que revelan el interés del Sendero por el dinero.

El contenido de estos audios confirman que sí hubo contacto radial entre un terrorista y un representante de las empresas operadoras (Skanska y Construcciones Modulares) que se identificó como 'señor Adrián'.

Incluso se habla de "la mitad" del pago para liberarlos.

Cuando se produjo el secuestro, los senderistas demandaron el pago de US$10 millones. Al parecer, el monto acordado finalmente coincide con los US$5 millones que se dieron, según había adelantado el domingo el sociólogo y especialista Jaime Antezana.

"Esto es una muestra de lo que finalmente ocurrió: Los soltaron por el pago de un cupo", señaló Antezana en diálogo con Perú21.

En los audios se menciona también que Arístides Cruz (el chofer que fue liberado) sería enviado a Kiteni con 'unos requerimientos'. Según IDL Reporteros, los requerimientos eran el dinero y el material explosivo. En otro diálogo, se escucha al representante de las empresas hablar con uno de los secuestrados.

DIÁLOGOS

JUEVES 12 DE ABRIL

Senderista: Están lejos, lejos. Sería a las cinco y media.Luis: Ya, está bien. A esa hora volvemos a conversar. Necesito saber que todos están bien. Y conversamos y nos ponemos de acuerdo.Senderista: Porque nosotros queremos la respuesta, la respuesta. ¿Van a cumplir o no van a cumplir? ¿o van a cumplir todo o la mitad? ¿Cómo es? Si ustedes actúan de esta manera, con la Policía y la Fuerza Armada, nosotros no tenemos ningún problema. Si quieren terminar con sangre, no tenemos ningún problema".