Genera nueva controversia. (Revista Love)
Genera nueva controversia. (Revista Love)

La cotizada modelo británica Kate Moss causó controversia por posar en topless vestida de monja para una sesión fotográfica de la revista inglesa Love. En las imágenes se aprecia a la maniquí con un velo de gasa blanco, un tul que simulaba ser un hábito y un costoso collar de diamantes.

Moss generó polémica entre los devotos de la religión cristiana, quienes tomaron la publicación como una ofensa. Decenas de personas expresaron su molestia en las redes sociales. Sin embargo, los admiradores de la modelo elogiaron su atrevimiento.

No es la primera vez que Kate Moss realiza una sesión de fotos de este tipo, ya que hace tiempo posó para la revista W Magazine emulando a una monja y al diablo y generó un gran revuelo mediático.