De película. Aurora vivió un estreno de terror a mitad de año. (Reuters)
De película. Aurora vivió un estreno de terror a mitad de año. (Reuters)

El tiroteo de ayer en la escuela primaria de Newtown, que ha dejado 28 muertos, es uno de los más letales ocurrido en Estados Unidos.

La historia de terror parece repetirse cada año con más frecuencia, abriendo el debate sobre la tenencia de armas por parte de los civiles.

Hace cinco años, en abril del 2007, el estudiante de origen surcoreano Seung-Hui Cho, de 23 años, mató a 32 personas e hirió a 17 en el centro de estudios de Virginia Tech.

En 1999, dos estudiantes de la escuela secundaria Columbine mataron a 13 personas e hirieron a 20 antes de suicidarse.

Una matanza más reciente que también conmocionó a los estadounidenses fue la que ocurrió el 20 de julio del año en curso en la localidad de Aurora, en Denver, Colorado, cuando James Holmes, de 24 años, disfrazado con una máscara e "interpretando" al 'Guasón', asesinó a 12 personas e hirió a 58 en el estreno del filme Batman en un multicine.

En total, en los últimos 20 años ha habido 23 matanzas en lugares públicos en los Estados Unidos.

En el mundo, al menos 522 personas murieron entre 1996 y 2007 en tiroteos en centros escolares, según un estudio publicado por la asociación Red de Acción Internacional contra Armas Cortas (IANSA por sus siglas en inglés). De ellas, 269 eran niños y 253 adultos.