notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón, Opina.21familia@peru21.com

Pues piénselo muy bien antes de decir sí. Sucede que las mascotas son una ilusión muy grande en la vida infantil, pero eso no significa que todos los niños puedan tener una.

Si su hijo tiene menos de 8 años será mejor dejar que pase un par de años antes de adoptar un animalito. Esto, principalmente, porque el pequeño tendrá que asumir algunas responsabilidades respecto de su mascota y a esa edad no podrá hacerlo. Después de los 10 años es una buena edad. Explíquele que se trata de un ser vivo al que se le debe tratar con responsabilidad y amor. Esto no quiere decir que toda la responsabilidad es del pequeño, los adultos definitivamente son quienes la asumirán por completo. Por eso, es importante reconocer si usted dispone de tiempo y deseos de hacerlo.

Los padres tienen que supervisar al niño y la relación que tiene con la mascota, porque se trata de un menor y no medirá sus actos. Así como habrá ternura también habrá brusquedad en sus juegos. Oriéntelo a tratar a su mascota con paciencia y cariño.