DESCONSOLADA. Madre de los menores entró en estado de shock al encontrar los cuerpos. (Félix Farronay/USI)
DESCONSOLADA. Madre de los menores entró en estado de shock al encontrar los cuerpos. (Félix Farronay/USI)

Una tragedia envuelve a la familia Herrera Quinto en la localidad de Santa Clara, en Ate. Dos hermanos, de ocho y 12 años, murieron luego de ingerir medicina natural que, supuestamente, los iba a curar de una tos que les comprometía los bronquios.

Eva Quinto Arteaga, madre de los pequeños G.L.H.Q. y F.H.Q., los encontró a las 4:30 de la madrugada de ayer sin signos vitales, con los rostros morados y con sangre en las fosas nasales.

Uno de los cuerpos estaba en el comedor y, el otro, en un sillón de la sala de su domicilio, ubicado en la Asociación Las Gardenias Mz. A, lote 18, a la altura del kilómetro 14 de la Carretera Central.

Las víctimas habían consumido el remedio a las 11:30 de la noche del lunes.

¿NEGLIGENCIA?Según agentes de la Dirincri Ate-Santa Anita, la tía paterna de los escolares, Daysi Herrera, contó que compró los dos envases de medicina natural –de marca Forever– porque la madre de los pequeños le dijo que estaban mal de los bronquios. Es más, sostuvo que se los compró a un vendedor particular porque no es la primera vez que los consumían. Sin embargo, no se precisó qué dosis ingirieron los hermanos.

En la mesa del comedor se halló dos recipientes que, al parecer, recién habían sido abiertos. La Policía investiga si se trató de una adulteración del fármaco, una negligencia familiar o un envenenamiento. La madre de los escolares fue llevada a la sede policial, pero no pudo rendir su manifestación debido al cuadro de shock en el que se encontraba. En los próximos días será citada.

De otro lado, algunos familiares de las víctimas responsabilizaron de lo ocurrido a la tía de los pequeños al asegurar que, el último sábado, ella tuvo una discusión con la madre de los niños por un terreno en disputa.

LA MEDICINA

Dos envases, un galón de Aloe Vera Gel y un frasco de Fields of Greens, fueron hallados en la mesa del comedor. Ambos son productos de la marca Forever que se recetan como vitaminas naturales. La Policía investiga si fueron adulterados.