Compatriota estaría viva. (Internet)
Compatriota estaría viva. (Internet)

La cusqueña Érika Soria Molina (25) estaría viva. Ella trabajaba como camarera en el crucero Costa Concordia que hace tres días naufragó en Italia.

Su hermano Eduwin (27) dijo ayer a Perú21 que otros compatriotas le contaron que Érika subió a uno de los botes salvavidas tras el siniestro.

Hoy sus padres se reunirán con autoridades de la Cancillería en Lima. Su otra hermana Berzaveth (34) viajó anoche a dicho país.