“No hay control policial”
“No hay control policial”

El fuerte crecimiento del narcotráfico en Bambamarca no es un secreto. Los principales 'patrones' que se movían y se siguen moviendo en el negocio de la PBC y/o látex de opio viven en esta provincia.

Otro detalle es la existencia de unos 189 edificios de seis pisos en esta pequeña ciudad, que también tiene otros 300 de tres pisos para arriba. Otros indicadores son: el exorbitante precio del metro cuadrado en el casco urbano (un terreno de 160 m2 fue vendido en los primeros días de abril en 180 mil dólares), la presencia de siete cajas rurales en una provincia dedicada a la ganadería y a sus derivados lácteos, y tres cooperativas. Además, hay camionetas, hoteles y negocios. Me parece que son indicadores inequívocos de que Bambamarca es el punto de acopio, distribución de la droga y lavado de activos. Es un pequeño 'Medellín andino' del Perú. Pese a estos hechos, ahí no hay control policial.