Seis trujillanos han sido identificados como víctimas de suplantación para obtener líneas telefónicas. (Luis Gonzáles)
Seis trujillanos han sido identificados como víctimas de suplantación para obtener líneas telefónicas. (Luis Gonzáles)

El hampa no tiene límites. Los extorsionadores han impuesto una nueva modalidad para cobrar cupos a través del hilo telefónico y culpar de sus fechorías a otras personas. Según la Policía, estas bandas suplantan la identidad de ciudadanos y, así, obtienen miles de líneas telefónicas con las que amenazan a sus víctimas.

En Trujillo, por ejemplo, se han descubierto estos casos. La Policía estableció que seis ciudadanos, sin saberlo, tienen registradas a sus nombres 16 mil líneas de teléfonos celulares en las empresas Claro y Movistar. Así lo informó el jefe de la Dirección Territorial de la Policía en La Libertad, coronel Roger Torres.

"Se comprobó que los números que están a nombre de estas personas han sido utilizados para extorsiones. Tenemos registradas todas esas líneas, y sospechamos que habría muchas más", declaró.

Señaló que, en su mayoría, los DNI que usan los delincuentes para adquirir líneas telefónicas son robados. "Las personas que son víctimas de robo de sus documentos no lo denuncian o, por ingenuidad, entregan sus datos personales a delincuentes que se hacen pasar como encuestadores", agregó el coronel Torres.

A pesar de que, en el 2010, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones dispuso que todas las líneas telefónicas fueran registradas a nombre de quien las usaba para tener un mayor control sobre las extorsiones, aquello no está funcionando. El oficial invocó a las operadoras de telefonía a que tengan un mayor control al otorgar chips a sus clientes.

IDENTIFICAN A VÍCTIMAS El coronel Roger Torres indicó que los hampones, valiéndose de diversas argucias, o en complicidad con malos vendedores de chips de telefonía, lograron obtener 13 mil 313 líneas a nombre de Juan Félix Cabrera Moscoso. La Policía ha investigado a esta persona y ha determinado que no tendría relación con ninguna banda delictiva.

Otro ciudadano utilizado por estos indeseables es Ebert Abraham Carranza Paredes, quien tiene registrados a su nombre 1,486 números de celular. De igual manera figuran Héctor Ángel Esquivel Ramírez, Tomasa del Rosario Chuqiyuri y Javier Huamaní Palomino. Ellos tienen 450, 420 y 300 chips, respectivamente.

Los delincuentes también involucraron a una mujer de 90 años, identificada como Jesús Briones Luna, quien tiene a su nombre 40 líneas.

HASTA LOS MUERTOSEl jefe de la División de Investigación de Secuestros (Divise) de la Dirincri de Lima, coronel Víctor Gonzales, informó que esta situación se repite en todo el país. "No hay un control en la venta de celulares por parte de las mismas compañías. Incluso hemos encontrado aparatos que han sido comprados con los DNI de personas fallecidas. Otras veces dicen que es para el hermano o el primo y, después, la línea se usa para que terceros cometan delitos", refirió.

El oficial precisó, además, que los hampones muchas veces compran la línea en Lima y la utilizan para delinquir en provincias.

NO HAY LÍMITESEn tanto, el gerente de Fiscalización y Supervisión de Osiptel, Santiago Rojas, dijo que no existe una norma que les ponga a las empresas de telefonía un límite de líneas para una sola persona.

"Los registros sí los revisamos nosotros. Eso no soluciona el problema, pero el hecho de que se pueda identificar al titular de una línea ayuda a la Policía en sus investigaciones", acotó.

SABÍAS QUE

- Las bandas de extorsionadores, según fuentes policiales, también estarían suplantando identidades para abrir cuentas bancarias en las que sus víctimas son obligadas a depositar los cupos.

- En la capital existen centros comerciales –como Las Malvinas– donde se adquieren chips de celulares y hasta documentos de identidad robados.

- La Policía de Lambayeque informó que comerciantes de los mercados de Chiclayo venden sin control alguno los chips prepago de celular. Muchos son usados para delinquir.