Cúpula habría lucrado con la compra de equipos de protección personal. (USI)
Cúpula habría lucrado con la compra de equipos de protección personal. (USI)

Ana Briceñoabriceno@peru21.com

El Cuerpo General de los Bomberos Voluntarios es una de las instituciones que despierta la solidaridad de los peruanos cuando requieren colaboración económica para renovar sus equipos y sus uniformes.

Sin embargo, una red de corrupción estaría desviando esos fondos y cometiendo serias irregularidades en la compra de elementos de protección personal, ambulancias y camiones.

Gonzalo Lostanau, del Comité Nacional de Disciplina de los Bomberos, denunció que en 2011 se vendieron un millón 150 mil pulseras a cinco soles cada una. El objetivo: conseguir fondos para adquirir mangueras, cascos, etc.

¿Y EL DINERO?Según las cifras que maneja Lostanau, se recaudó cinco millones 750 mil soles. De este monto se gastó 10 mil soles en la compra de mil botas. ¿Dónde está el saldo?

"El dinero restante se fue a los bolsillos de unos cuantos. Por eso estoy exigiendo que informen los gastos al detalle. La Presidencia del Consejo de Ministros ya está al tanto de todo", indicó.

El domingo, Sin medias tintas informó que los bomberos fueron obligados a vender las pulseras y que el dinero debía ser depositado en la cuenta del efectivo Alan Nieto Salas, dueño de la empresa Promos Perú. Nadie ha fiscalizado su cuenta porque, como él manifestó, "es personal".

¿EN EMERGENCIA?Esa no sería la única irregularidad. Según el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE), los bomberos se han declarado en situación de desabastecimiento inminente –en más de una oportunidad– para evitar la convocatoria de un concurso público y la fiscalización.

El 22 de junio del año pasado, el comandante general Antonio Zavala dispuso –mediante resolución N°447-2011– que se declarara en desabastecimiento la adquisición de equipos de protección personal (trajes, cascos, botas, guantes y capuchas) y que se exonerara el proceso de selección.

Las compañías elegidas para proporcionar estos implementos fueron Aptein, Sekur Perú, Protech del Perú y Trexsa. Entre todas ellas cobraron 6 millones de soles. Según fuentes de Perú21, hubo otras empresas que ofrecían los mismos productos a un menor precio, pero se optó por esas cuatro.

En setiembre, el vicecomandante Augusto Viñas dejó sin efecto esas compras porque eran irregulares y dispuso el proceso administrativo correspondiente. No obstante, a los pocos días, Zavala reinició la adquisición.

OSCE viene investigando las compras ilegales. Según indicó, los bomberos nunca pudieron explicar por qué se encontraban en desabastecimiento si, anualmente, reciben un presupuesto de 50 millones de soles. A eso se suman otras millonarias compras de ambulancias y camiones.

Al respecto, el parlamentario fujimorista Jesús Hurtado Zamudio denunció que la comandancia dio la orden de que en ocho meses no se repararan los motores para hacer creer que estaban en emergencia. "Eso ha sido comprobado y es un delito", acotó.

TENGA EN CUENTA – Al cierre de esta edición, el alto mando de los bomberos no se había pronunciado sobre estas graves denuncias.

- La institución habría comprado ambulancias a S/.250 mil, cuando su valor real es de S/.150 mil.

- Este año recibirá una partida extra de 103 millones de soles.