A Guerrero lo castigaron por su pinta
A Guerrero lo castigaron por su pinta

La sanción de ocho partidos impuesta a Paolo Guerrero no se debe solo a la durísima falta que le cometió al portero del Stuttgart, sino también a su aspecto. "Tengo la impresión de que la federación quiso dar un ejemplo. Tal vez Guerrero no tiene un aspecto tan pacífico como otros. Tiene un par de cicatrices en la cara y muchos tatuajes", dijo el DT del Hamburgo, Thorsten Fink.