Después se queja. La autoridad regional sigue burlándose de la justicia y de sus víctimas. (David Vexelman)
Después se queja. La autoridad regional sigue burlándose de la justicia y de sus víctimas. (David Vexelman)

Se burla de la justicia. El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, no se sometió a la pericia psicológica que había ordenado el Ministerio Público en el marco del proceso judicial que se le sigue por el secuestro, tortura y asesinato de Petronila Vargas Santa Cruz y de su padre, Eliseo Vargas.

En contraparte, Santos prefirió asistir a la segunda audiencia pública que organizó en el estadio Héroes de San Ramón, en Cajamarca, para dar cuenta de su gestión. El acto parecía más un mitin partidario del Movimiento de Afirmación Social (MAS) en apoyo a su potencial candidatura a la Presidencia de la República.

Javier Adrianzén, abogado de Petronila Vargas, informó a Perú21 que la Segunda Fiscalía Penal de San Ignacio decidirá en enero si acepta el pedido de la autoridad cajamarquina para que se reprograme la fecha de la pericia o, en caso contrario, añadió, le podría revocar la comparecencia restrictiva de la que goza y ordenar su detención definitiva. Vargas fue agraviada por Santos en el año 2005, cuando era dirigente de las rondas campesinas de la provincia de San Ignacio.

"ES UNA BURLA"El abogado calificó la ausencia de Santos como una "burla a la justicia" pues la audiencia se iba a realizar en Chiclayo y no en Lima. "Además, Santos estaba informado desde el 5 de diciembre, y pudo haber tomado las previsiones para asistir a la diligencia", subrayó.

En tanto, fuentes de este diario señalaron que el acto público encabezado por Santos no fue tan espontáneo, tal como lo aseguraron los allegados al presidente regional.

Por ejemplo, indicaron que los asistentes fueron traídos en camiones y buses desde las comunidades de las provincias de Chota, Bambamarca y Cutervo (zonas donde se encuentran los dirigentes radicales que se oponen al proyecto minero Conga) con la promesa de un pago de 50 soles.

Además, al igual que en la audiencia pública que se llevó a cabo en agosto último en Jaén, todos los "seguidores" de Santos realizaron caravanas y marcharon por la capital cajamarquina con banderolas confeccionadas por el MAS.

En su discurso, Gregorio Santos rechazó las acusaciones de los supuestos y millonarios negociados del gobierno regional con las empresas de su amigo Wilson Vallejos, denunciados por Perú21, y que hoy se encuentran en fase de investigación en el Ministerio Público y en la Comisión de Fiscalización del Congreso.

El presidente regional se autocalificó, una vez más, como "un perseguido de los grupos económicos de poder".

DATOS

- Discurso político. En la audiencia pública, Gregorio Santos enumeró los proyectos que, supuestamente, tiene para Cajamarca, pero no dio cuenta del trabajo que ha hecho hasta el momento, excepto el "Conga no va".

- En enero de 2013, el Ministerio Público se debe pronunciar sobre si acepta reprogramar la fecha para que el presidente regional se someta a la pericia psicológica o si se le revoca la orden de comparecencia.