SIN ACUERDO. El presidente Karolos Papoulias le encargó formar gobierno a izquierdista Alexis Tsipras. (Reuters)
SIN ACUERDO. El presidente Karolos Papoulias le encargó formar gobierno a izquierdista Alexis Tsipras. (Reuters)

ATENAS (Reuters).– Grecia entró en una aguda crisis política cuando el líder del partido conservador Nueva Democracia dijo que el candidato a primer ministro de izquierda, Alexis Tsipras, llevaría al país fuera de la zona euro con su propuesta de rechazar un rescate internacional.

El líder del partido conservador Antonis Samaras indicó que Tsipras le ha solicitado la destrucción de Grecia al imponer el rechazo de un rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional como condición para un Gobierno de coalición.

"El me está pidiendo que firme la destrucción de Grecia. No haré esto", indicó Samaras, cuyo partido logró la mayoría tras las elecciones del domingo, pero fue abandonado por varios votantes afectados por las restricciones económicas impuestas por el rescate que salvó a Grecia de la bancarrota.

Samaras indicó que apoyaría un Gobierno de minoría pero no bajo esas condiciones, indicando que el líder de la coalición de izquierda Tsipras tenía muy pocas chances de formar un Gobierno, con lo que la posibilidad de repetir las elecciones va convirtiéndose en la única alternativa.

Tsipras, de 37 años y que fue segundo en las elecciones, comenzó sus esfuerzos de formar un nuevo Gobierno luego de recibir el mandato del presidente, renunciando al rescate y amenazando con nacionalizar los bancos.

Su declaración podría causar nerviosismo en los inversores preocupados de que Grecia nuevamente desestabilice la zona euro, como lo hizo en el 2009, cuando comenzó la crisis de la deuda.

Tsipras tuvo la posibilidad de formar el primer gobierno de izquierda en la historia moderna del país luego de que Nueva Democracia abandonara la tarea el lunes al considerarla imposible.

TENGA EN CUENTA

- De no recibir el rescate internacional de la Unión Europea y del FMI, Grecia se quedaría sin dinero a fines de junio.

- El Gobierno griego no tendría fondos para pagar salarios ni pensiones, estimaron los especialistas financieros.