Gobierno lanza salvavidas a clubes de fútbol con deudas
Gobierno lanza salvavidas a clubes de fútbol con deudas

El Gobierno decidió intervenir en la crisis del fútbol peruano a través de un decreto de urgencia que, en la práctica, entrega beneficios especiales a los clubes profesionales con deudas para evitar su quiebra.

El Ejecutivo justificó la intervención en "hechos graves" como la reciente huelga de futbolistas y la desaparición de uno de los 16 clubes de primera división: San Martín.

En los considerandos del decreto se afirma que esta situación "amenaza gravemente la actividad futbolística del país (…) lo que tiene impacto negativo en la economía vinculada a esta actividad y, por ende, en la economía nacional".

PRIVILEGIOS PARA POCOSLa norma va dirigida, principalmente, a Universitario, Alianza Lima y Sport Boys.

A diferencia de los procesos concursales generales que van al Indecopi, la junta de acreedores de cada club, es decir, las instituciones a las que se les debe plata (como la Sunat y los futbolistas), no podrá decidirse por la liquidación de los equipos, sino que deberá aprobar un plan de reestructuración financiera.

A través de un comunicado, el Instituto de Defensa del Consumidor y la Propiedad Intelectual (Indecopi) explicó que tanto el deudor como el acreedor pueden solicitar el inicio del proceso concursal, pero no se podrá hacer de oficio.

Luego, el organismo nombrará a un administrador temporal en cada caso, que deberá ser ratificado o reemplazado por la Junta de Acreedores. Esta persona –que sustituye a los actuales dirigentes– tiene 60 días para armar un plan de reestructuración del equipo en problemas.

Según el decreto, el proceso concluye cuando la junta aprueba o desaprueba el plan de reflotamiento, con lo cual los acreedores perderían el control del club. En el sistema normal, el proceso concursal no termina hasta que se paga el total de las deudas.

Mientras dure este mecanismo, los clubes continuarán funcionando y se bloqueará la posibilidad de que, por ejemplo, la Sunat embargue los activos de estas instituciones, es decir, las deudas quedan congeladas.

NO SE JUSTIFICAEl abogado Huáscar Ezcurra calificó de "mamarracho" el decreto de urgencia, y consideró que "lo más probable es que la norma no funcione pues se bloquea la posibilidad de que los clubes de fútbol tengan nuevos dueños".

"La bondad de la norma concursal general es permitir que los acreedores decidan si reestructuran o liquidan una empresa. El decreto publicado, en pocas palabras, impide que los clubes pasen a tener nuevos dueños o que sean vendidos a alguien que pueda manejarlos mejor. Así, se favorece al grupo actual de dirigentes que han llevado a los equipos a esta grave situación", sostuvo el experto.

Advirtió que, una vez vencidos los plazos, lo más probable es que los dirigentes sigan pidiendo prórrogas a la ley.

El decreto del Ejecutivo tampoco dispone que las asociaciones deportivas se transformen en sociedades anónimas para dar mayor transparencia a su gestión.

Ezcurra señaló que el dispositivo tendría problemas de legalidad "pues no hay una justificación económica de grave daño a la sociedad".

MEDIDA NECESARIAPara el abogado Gonzalo de las Casas, quien ayer estuvo asesorando a la Federación Peruana de Fútbol (FPF) en este tema, la medida del Gobierno "es una buena respuesta ante una situación de crisis". "El decreto permite que no haya conflicto de intereses entre los deudores y los acreedores, ya que se nombra a un administrador temporal".

Aseguró que "no se está pateando para adelante el problema" pues los procesos de reflotamiento deben estar en línea con una reestructuración total del fútbol.

Por su parte, Carlos Heeren, socio gerente de la consultora Apoyo, comentó que la solución tendría que haber sido mediante un proceso concursal. "Resolver la situación de los clubes pasa por redefinir sus deudas y poder proyectar capital fresco", manifestó.

"Eso permitirá generar un cambio en el modelo de negocios de los clubes de fútbol, y es una forma de arreglar la deuda de los clubes", acotó.

Aseveró que la medida es buena pues, en España o Chile, ningún club ha reestructurado su deuda de motu proprio.

El presidente de la Comisión de Economía del Congreso, Luis Galarreta, opinó a favor de que los clubes vayan a Indecopi, pero dijo que sería inconveniente no permitir la liquidación de los mismos. "Si por un tema de gestión empresarial deben liquidarse, que se haga, y que se rescaten símbolos o marcas para que sean manejadas por una nueva gestión", concluyó.

TENGA EN CUENTA

- La deuda total de Universitario de Deportes llegaría a los 200 millones de soles, contando la que tiene con la Sunat, otros acreedores, la Agremiación, etc.

- En Alianza Lima podría llegar a los 40 millones incluyendo las que se tienen con la Sunat, la Agremiación, la Municipalidad de La Victoria, etc.

- Ambos clubes no tuvieron en 2011 un sponsor principal que se luciera en el pecho. En el caso de Universitario, el Grupo Santo Domingo, propiedad de Julio Pacheco, se lució por casi todo el año en la parte frontal de la camiseta. Para este 2012, los 'compadres' tampoco tienen sponsor para el pecho de sus casaquillas.

- En el 2011, las recaudaciones de los clubes descendieron en 40% con respecto a las del 2010.

- Ambas directivas se encuentran en 'guerra' con sus opositores y tienen procesos judiciales por supuestas irregularidades.