Newt Gingrich se benefició con la renuncia de Perry. (Reuters)
Newt Gingrich se benefició con la renuncia de Perry. (Reuters)

WASHINGTON (EFE).– Golpe en las primarias del Partido Republicano. El favorito aspirante del partido conservador de Estados Unidos, Mitt Romney, perdió ayer en unas cruciales elecciones en el estado clave de Carolina del Sur ante su correligionario Newt Gingrich, cuyo respaldo creció en la última semana.

Según los resultados preliminares, Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes obtenía una ventaja de 10% sobre Rommey, un multimillonario empresario que ganó las anteriores primarias en New Hampshire. La victoria en Carolina del Sur tiene una particularidad especial. Desde 1980, el ganador de las primarias en ese conservador estado sureño ha logrado alzarse con la candidatura presidencial del Partido Republicano.

Sin embargo, nada está dicho en esta carrera por ver quién se enfrentará al presidente de EE.UU., Barack Obama, del Partido Demócrata. Romney encabeza el número de delegados para la convención nacional de agosto próximo, y lidera las preferencias de los votantes en Florida, que realizará sus primarias el próximo 31 de enero.

CRECIDA DE GINGRICHNewt Gingrich, quien en los sondeos previos a los 'caucus' de Carolina del Sur estaba 10% por debajo de Romney empezó a acortar distancias debido a sus actuaciones en los debates. Sobre todo porque descargó sus baterías contra el presidente Obama, y se granjeó más adhesiones por ser mucho más radial respecto a la política migratoria.

Lo cierto es que la campaña republicana ha sido una de las más duras en su historia, pues los otros dos candidatos en carrera, el cristiano ultraconservador Rick Santorum y el congresista Ron Paul dieron dura pelea a lo largo de las últimas semanas.

Asimismo, el pasado jueves el gobernador de Texas, Rick Perry –quien en pleno calor del debate llamo "buitre capitalista a Romney–, retiró su candidatura para apoyar a Gingrich. Respaldo que benefició a este último.

TENGA EN CUENTAGingrich, como ganador de las primarias de Carolina del Sur, se llevará todos los 25 delegados estatales asignados para la convención nacional de agosto próximo en Tampa (Florida).

La convención nacional será la que nombre oficialmente al candidato republicano para los comicios del próximo 6 noviembre. Para ello se necesita lograr el apoyo de los 1,144 delegados.