notitle
notitle

Alfredo Ferrero,Al.Mercadoaferrero@peru21.com

En el primer caso se generan divisas para el país (el potencial de mercado es muy interesante); y en el segundo se crea una fuente alternativa de energía de bajo costo para la población y las industrias. El gas del Lote 88 es emblemático, pero no es diferente al de otros lotes. El presidente Humala ha tomado una buena decisión política al negociar todo ese gas para el consumo interno. Aunque, a decir verdad, sin un mercado de exportación no hubiese sido posible sostener las exploraciones y explotaciones cuando la plaza interna era inexistente. Una mala política gasífera desincentiva las inversiones. Si bien el consumo interno es importante, el gancho para seguir explorando siempre será el mercado mundial. El Perú cumplirá su compromiso contractual de exportación a México con el gas de otros lotes que es tan peruano como el del Lote 88.