Vicepresidente de Santos. (AP)
Vicepresidente de Santos. (AP)

BOGOTÁ (DPA).– El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, admitió que está considerando la posibilidad de renunciar por su precaria salud, un día después de revelar que es sometido a radioterapias para luchar contra un cáncer de próstata.

"Soy consciente de que necesito todo el tiempo del mundo para dedicarme a la recuperación de mi salud y la de mi esposa (la española Monserrat Muñoz, también enferma de cáncer)", dijo Garzón a la cadena radial Caracol.

Garzón, de 65 años, sostuvo que si le pidieran su renuncia, aceptaría de inmediato.

Al segundo día de asumir el cargo, el 9 de agosto de 2010, Garzón tuvo un infarto y le pusieron cinco puentes coronarios. A mediados de este año sufrió una isquemia cerebral y estuvo en coma inducido.