García: “Sería atroz que Movadef fuera partido”

Advierte que sería una “vergüenza internacional” que una institución se lo permitiera.

García advierte las consecuencias mundiales si el JNE le da luz verde al Movadef. (Luis Gonzales)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El expresidente Alan García se sumó a la negativa de que los seguidores del grupo terrorista Sendero Luminoso y de su cabecilla, Abimael Guzmán, agrupados en el Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), participen en la vida política del país.

"Sería atroz, sería una vergüenza internacional que alguna institución del Perú permitiera que quienes han causado un gran destrozo en contra de la democracia, libertad y del pueblo peruano, pudieran ahora participar en el ejercicio de una democracia que quisieron conculcar y destruir", señaló durante un evento universitario.

El exmandatario hizo estas críticas tras conocer la decisión del Jurado Nacional de Elecciones de anular la resolución que rechazaba la inscripción del citado grupo por seguir el 'Pensamiento Gonzalo'.

EJECUTIVO BUSCA SALIDAEn tanto, el ministro de Justicia, Juan Jiménez, aseguró que el Gobierno impedirá cualquier maniobra del terrorismo para infiltrarse en el sistema partidario legal con el objetivo de destruir la democracia, como lo hizo durante dos décadas.

Explicó que, si bien la Ley de Partidos permite declarar la ilegalidad de una organización que promueve la violencia, eso se realiza mediante una revisión "a posteriori" cuando ya está inscrita.

A su turno, y fiel a su postura, el dirigente cajamarquino Wilfredo Saavedra –que purgó una condena por sus vínculos con el MRTA– se mostró a favor de que el Movadef sea reconocido como un partido político. "Todo grupo ciudadano tiene derecho a participar en la vida política del país. No podemos andar con prejuicios", dijo en radio La Exitosa.

El también presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca sostuvo que es mejor que dichos grupos sean integrados al sistema democrático, en vez de que actúen al margen de la ley.

Ir a portada