El oficial debe esperar resultado de investigaciones. (David Vexelman)
El oficial debe esperar resultado de investigaciones. (David Vexelman)

El coronel Tomás Garay, quien el último jueves fue relevado de su cargo como jefe del penal de Lurigancho, podría retornar a ocupar su puesto. La Policía Nacional aclaró ayer que solo ha sido separado temporalmente y que de no hallársele responsable, "se adoptarán las medidas necesarias para que sea ratificado".

Como se sabe, el director de Operaciones de la citada institución, general Abel Gamarra, anunció la destitución de Garay porque se le había iniciado una investigación administrativa disciplinaria al haber dispuesto el corte de cabellos de los reclusos.

Este hecho generó diversas críticas, debido al buen trabajo que desempeñó el coronel Garay en los últimos cuatro meses. Es más, la mañana de ayer los 24 delegados del reclusorio amenazaron con una huelga de hambre.

Así, la Policía envió un comunicado y aclaró que el oficial solo había sido separado mientras duraba la investigación disciplinaria.

TENGA EN CUENTA

- Inspectoría General PNP tiene a cargo las investigaciones a Garay.

- En un memorial los reos pidieron dejar sin efecto la destitución de Garay.

- Dicen que después de años se había impuesto el orden y respeto en la cárcel.