notitle
notitle

Nano Guerra García,Opina.21nanoguerra@somosempresa.com.pe

He visto a mucha gente sorprenderse, luego de hacer una cola generosa, que tienen que salir a buscar efectivo para cancelar.

¿En dónde lo encuentro? Es la pregunta que muchos se hacen. En el cajero de al costado, responde la cajera del local –entre socarrona y culpable– señalando el cajero automático del banco que, coincidentemente, es dueño de las salas.

Mi pregunta es: ¿A qué magnífico gerente se le ha ocurrido que así ganarán algunos soles? ¿Por qué negarles la comodidad y la modernidad a tus clientes a cambio de un sencillo que no necesita este gran banco? Esto no crea clientes, los espanta.

La mentalidad del negocio fácil, la comisión por cualquier cosa y las prácticas monopólicas distorsionan el mercado y hacen que el ciudadano promedio odie a las empresas.

Pidan a sus gerentes la imaginación emprendedora de sus fundadores y no la mentalidad recaudadora de la burocracia. Recuerden que se trata de hacer clientes, no de ganar un sol más. Se trata de modernidad para facilitar el servicio al cliente, no para complicar la vida.

Mientras, lleve su sencillo a la mano o vaya a otros cines más generosos con sus clientes.