A ESPERAR. Recién volvería el 28 de abril, cuando su club reciba al Mainz. (Reuters)
A ESPERAR. Recién volvería el 28 de abril, cuando su club reciba al Mainz. (Reuters)

Paolo Guerrero actuó como el personaje del 'Depredador'. Fue villano, hizo daño y, como en el cine, su final no fue feliz. Porque el goleador, quien cometió una brutal falta en contra del portero del Stuttgart Sven Ulreich, fue suspendido ocho fechas por la comisión de control de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

Después de revisar las imágenes del partido (derrota 0-4 del Hamburgo), el consejo decidió sancionar "la agresión preocupante y despiadada" del atacante, que entró por detrás y pateó la pantorrilla del rival.

Pese a ello, el club apelará el castigo. "No quiero disculpar el error pero, en comparación con otras acciones similares, no me esperaba un castigo tan duro", manifestó el director deportivo del Hamburgo, Frank Arnesen. Sin embargo, Uwe Seeler, ídolo histórico del club, dijo que no hay disculpas para lo que hizo Paolo. "Se le cruzaron los cables. Alguna vez tiene que aprender", señaló.

"ÉL VOLÓ AL ESPACIO"Antes del fallo, Guerrero habló de la falta. "No puedo entender por qué tanto alboroto. Es la primera roja de mi carrera (en Alemania). Entré fuerte, pero él voló al espacio. Sin embargo, se levantó y pudo seguir jugando, no estaba lesionado", declaró al diario Morgenpost.

DATOS

- "Estaba frustrado, fui a la pelota, pero lo hice sin control. He ofrecido disculpas al club y aceptaré lo que venga", dijo Paolo.

- El diario Bild bautizó la acción de Guerrero contra el portero del Stuttgart como "la falta del campeonato".