Noriega Lores advierte a García Sayán de lo peligroso del D.S. 003 porque incluía a los cabecillas presos en la Base Naval.
Noriega Lores advierte a García Sayán de lo peligroso del D.S. 003 porque incluía a los cabecillas presos en la Base Naval.

El 06 abril de 2001, el entonces presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, vicealmirante José Noriega Lores, le advirtió al ministro de Justicia, Diego García Sayán, que el Decreto Supremo 003-2001-JUS alcanzaba también a Abimael Guzmán y a los otros cabecillas terroristas que cumplían condena en la Base Naval del Callao.

Perú21 accedió al oficio N°070 P-CSJ, que el vicealmirante Noriega le enviara a García Sayán, en referencia al mencionado decreto, publicado el 18 de enero de 2001.

En ese documento se indica que el Decreto 003 estableció normas sobre el derecho de defensa y régimen carcelario de los internos en los establecimientos penitenciarios, "disponiendo un régimen único para todos los presos con plena flexibilidad y libertad tanto en su rutina interna como para sus visitas por parte de familiares y amigos".

"Dicha norma no hace distinción alguna respecto a los civiles que tienen la calidad de cabecillas terroristas que cumplen condena en el Centro de Reclusión Militar de la Base Naval del Callao, siendo el caso que deroga expresamente el dispositivo anterior que, de algún modo, hacía excepción con dichos sentenciados", señala Noriega en su oficio.

Agrega que el dispositivo anterior, derogado por el Decreto 003, es el Decreto Supremo 005-97-JUS, que reguló el régimen de vida, visitas y otros aspectos de los condenados por traición a la patria (fuero privativo militar) y por terrorismo (fuero común), excluyendo expresamente de los alcances del mismo a los presos en las bases militares. Es decir, el gobierno de transición eliminó la excepción y permitió que se incorporara todo en un solo régimen.

Antes de este documento, Noriega le remitió a García Sayán el oficio N° 035-P-CSJM –el 1 de febrero de 2001–, en el cual le advirtió que la "situación coyuntural ha dado lugar a una alteración en el comportamiento habitual de los internos, quienes interpretan erróneamente 'signos de debilidad' por parte del sistema de control y custodia".

Este diario se comunicó con García Sayán, quien dijo que no recordaba el oficio del 6 de abril, pero sí el del 1 de febrero, en el cual –dijo– Noriega pedía el traslado de los cabecillas que estaban en la Base Naval. Luego, el exministro no quiso seguir declarando.

INVESTIGACIÓNEl legislador Carlos Bruce afirmó que estos oficios justifican la necesidad de una investigación que permita aclarar todas las normas que favorecieron a los terroristas.

"Nadie pide condenar a exministros, solo que se aclare el porqué se bajó la guardia y evitar que esos errores vuelvan a cometerse", acotó.

TENGA EN CUENTA

- Presos en la Base Naval. Al iniciarse el gobierno de transición, en la Base Naval estaban recluidos Abimael Guzmán, Elena Iparraguirre, "scar Ramí-rez Durand, Víctor Polay, Miguel Rincón, Peter Cár-denas Schulte y 'Vaticano'.

- TrayectoriaEl vicealmirante Noriega Lores fue comandante general de la Marina y presidente de Enapu en el gobierno de Toledo.