notitle
notitle

Los papás trabajan y trabajan. Los hijos van al colegio, hacen tareas y asignaciones en grupo. Es lo normal. Sin embargo, cada vez se hace más 'normal' que cuando hay tiempo libre, los horarios no coincidan. Le presentamos cinco sugerencias para recuperar ese espacio.

1 Creen una tradiciónInventen una actividad que se pueda realizar sin falta. Pruebe con "jueves de cine", "sábado para cocinar en casa", "noche de Monopolio", algo que todos disfruten.

2 Recuperen los domingosNo deje que los domingos familiares se extingan. Coordinen con anticipación qué cosas podrían hacer juntos, aunque sea por un par de horas. Que sea un tiempo de calidad.

3 Hagan deporte juntosAdemás del impacto positivo que generará en la salud, es un espacio propicio para el intercambio. Podría ser muy divertido.

4 Salgan de casaPara evitar el "qué aburrido, otra vez a este lugar", planeen salidas a sitios que no conozcan. Que sea una aventura para todos, no una condena.

5 ConversenLejos de interrogatorios como "¿cuánto sacaste en matemáticas?" o reproches como "nunca tienes tiempo para mí", intenten conversar de manera relajada, sin jerarquías. Reforzar el diálogo estimula la confianza.