Falta una política integral
Falta una política integral

Esta situación en el penal de Challapalca corrobora la ausencia de una política penitenciaria. No hay una política integral.

Este desorden, como el ocurrido, se produce cuando el personal o funcionario abusa mucho o hay deficiencias en el penal.

Yo veo una ausencia de política clara. No hay una política centralizada en el INPE que haga que todo el manejo sea sincronizado. Además, los nombramientos no son los mejores. Tenemos al director regional de Lima, Henry Cotos, que sigue en el cargo a pesar de las denuncias en su contra. También está el caso de Óscar Castilla,quien fue retirado del cargo de director del penal de Ancón por haber hecho las cosas mal, pero resulta que ha sido nombrado director del penal de Arequipa, es el amo y señor de Arequipa, ha sido premiado.

En el caso de Challapalca, este penal no reúne las condiciones para manejar una población de 250 internos, por eso siempre ha tenido 30 o 50 presos, pero si hay más de cien, la situación es preocupante.