Los militares siguen buscando a los trabajadores de Camisea pese a sus limitaciones. (USI)
Los militares siguen buscando a los trabajadores de Camisea pese a sus limitaciones. (USI)

La emboscada que sufrió el helicóptero de la Policía Nacional, y que dejó como saldo el lamentable deceso de la capitana y copiloto Nancy Flores Páucar, reveló la falta de capacidad operativa que tienen las Fuerzas Armadas en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Para comenzar, el Estado tendría entre ocho y 10 helicópteros blindados operativos para luchar contra las huestes terroristas lideradas por Martín Quispe Palomino, (a) 'Gabriel', que tiene en sus manos a 36 trabajadores que prestan servicios para Transportadora de Gas del Perú.

Ocho de estas aeronaves, los seis MI-17 y los dos MI-35, fueron comprados durante el gobierno aprista, en 2009.

En diálogo con Perú21, el exministro de Defensa Rafael Rey recordó que estas unidades fueron adquiridas ante la posibilidad de una guerra interna como la que se vive desde el martes en la provincia de La Convención, en Cusco.

Se les dotó de un mejor sistema de comunicación, un lote de armamento, además de otros materiales logísticos y pertrechos militares.

Sin embargo, "no me parece que haya avances significativos en este tema", señaló Rey ante el problema que ahora enfrenta el gobierno de Ollanta Humala.

CLARAS DIFERENCIASLas diferencias en el equipamiento militar con Colombia, que afronta una guerra interna contra el narcotráfico y las FARC, es abismal.

Según Rey, hasta 2010, las Fuerzas Armadas colombianas contaban con 270 helicópteros, mientras que el Perú tiene un aproximado de 20, "si es que más de la mitad no está en reparación".

Por su parte, el general del Ejército en situación de retiro y exjefe del Comando de Operaciones del Servicio de Inteligencia Nacional, Eduardo Fournier, señaló que la diferencia con otros países de la región –en el caso de la operatividad de helicópteros– es la siguiente: "Ecuador tiene 30, Argentina posee 50, y Chile, entre 70 y 80. Perú solo tiene entre ocho y 10 operativos, nada más", aseguró.

"Una situación verdaderamente alarmante –dice el general– si se toma en cuenta que las huestes de Víctor Quispe Palomino, (a) 'José', tienen como modus operandi, desde hace tres años, el ataque a este tipo de naves".

Indicó que un ejemplo de ello es la emboscada que sufriera el helicóptero de la Policía en la zona de Inkari Lagunas, sector de Alto Postakiato, en el distrito de Echarate.

"Simulan que tienen un herido o dan rastros de que caminan por el lugar para que el helicóptero se desplace por la zona y, en el momento que despega, disparan contra el piloto y el copiloto para que pierdan el control", comentó.

"Apuntan hacia el rotor (eje de las palas de la nave) y, acto seguido, le dan a la cola del helicóptero", añadió.

Para Fournier, el aparato policial fue blanco fácil de esta operación subversiva pues algunas aeronaves no tienen blindaje y los lanzacohetes RPG que utilizan los terroristas penetraron fácilmente.

Perú21 pudo confirmar esta versión. El helicóptero siniestrado fue atacado precisamente cuando aterrizaba en un colegio de Inkari Lagunas.

"Una situación que no hubiera ocurrido con los MI-17 que, por lo general, trasladan al personal y que ya están reforzados para este tipo de ataques", explicó.

Consultado sobre esta baja en la Policía, el oficial señaló que se debería a un descuido o a un exceso de confianza en una zona que los seguidores de 'José' y 'Gabriel' conocen perfectamente.

Por lo pronto, un nuevo contingente de pilotos se alista para partir a la zona. La mayoría son de la promoción de la capitana o compañeros de la División de la Policía Aérea.

En tanto, el ministro de Defensa, Alberto Otárola, indicó que las fuerzas del orden han cercado el valle de Vilcabamba, por donde se estarían desplazando los terroristas con los secuestrados.

Insistió en que "la prioridad son las vidas de los trabajadores" y calificó de "mercenarios" a los remanentes senderistas. Lo cierto es que los enfrentamientos continúan.

Ayer, fuentes de este diario informaron que habría más heridos, aunque se desconoce dónde fue el ataque. Ellos estarían siendo evacuados a Kiteni en las próximas horas.

CAMINAN DIVIDIDOSEl especialista y conocedor del accionar de Sendero Luminoso Pedro Yaranga informó que los plagiarios se han dispersado en varios grupos para evadir el cerco policial-militar.

Pobladores de la zona aseguran haber visto pasar a un grupo de los trabajadores por una zona ubicada a tres horas de Kiteni.

"No sé qué se están imaginando (los del Gobierno). Pareciera que están actuando en el secuestro de la Embajada de Japón, donde había calles y se podía cavar túneles. La selva es totalmente diferente. Eso está bien para aquellos que hacen planes desde un escritorio, pero, para aquel que conoce el territorio, esa es una cosa de engañamuchachos", dijo Yaranga en el programa Abre los ojos.

El suspenso se prolongó ayer con un apagón en Kiteni. Mientras tanto, agentes del Servicio de Inteligencia están a la búsqueda de infiltrados.