AYUDA EN LÍNEA. Los jóvenes son el público objetivo del servicio. (Bloomberg)
AYUDA EN LÍNEA. Los jóvenes son el público objetivo del servicio. (Bloomberg)

SAN FRANCISCO (AFP).– La popular red social Facebook incorporó una nueva herramienta que les permite a sus usuarios canadienses y estadounidenses ayudar a sus contactos que podrían estar considerando suicidarse.

Dicha herramienta hace posible reportar comentarios suicidas, cuyos autores recibirán inmediatamente correos electrónicos para invitarlos a llamar a centros de ayuda o hacer click en un enlace en el que podrán iniciar, a través del chat, una sesión con un profesional que los ayudará.

LINEA DE SOCORROLa Línea de Socorro Nacional de Prevención del Suicido amplió su alianza con Facebook –que se iniciara en 2006–para poder extender su cobertura en público joven, que es el que más tiempo utiliza las redes sociales. Las consultas, según se informó, se podrán hacer a cualquier hora del día, serán gratuitas y estrictamente confidenciales.

La nueva herramienta brinda a las personas que no se sienten cómodas hablando por teléfono una alternativa concreta para buscar ayuda.

"El compromiso de la Línea de Socorro para prevenir el suicidio permitió a los usuarios de Facebook obtener ayuda de forma rápida y significativa en los momentos en que más la necesitaban", afirmó el jefe de seguridad de Facebook, Joe Sullivan, a través de un comunicado.

Además, aquellos amigos preocupados que informen de cualquier conducta suicida recibirán un mensaje en el que se notificará que se está actuando sobre el tema.

El portavoz de Facebook, Frederic Wolens, dijo que todos los reportes en el sitio son anónimos, y agregó que el usuario en problemas tampoco sabrá quién informó del contenido de carácter suicida.

"Aunque la Línea de Socorro atiende unas 70 mil llamadas, en promedio, nuestros fans en Facebook nos informaron que hay mucha gente que no se siente cómoda hablando por teléfono durante una crisis", comentó, por su parte, Sullivan.

DATOS

- Según estadísticas oficiales, alrededor de 100 estadounidenses se matan por día. Por cada persona asesinada, dos mueren por suicidio.

- Más de 8 millones de estadounidenses mayores de 18 años pensaron en suicidarse durante 2010.