IN FRAGANTI. A Evelyn Dávila se le encontró el teléfono celular desde el que chantajeaba a un sujeto. (Difusión)
IN FRAGANTI. A Evelyn Dávila se le encontró el teléfono celular desde el que chantajeaba a un sujeto. (Difusión)

La exsuboficial de la Policía Evelyn del Carmen Dávila Morote, de 34 años, pensó que había encontrado la fórmula perfecta de hacer dinero. La exagente mantenía relaciones sexuales con hombres casados, a los que después extorsionaba para no mostrar fotos de sus encuentros amorosos a sus respectivas parejas.

El pasado lunes, agentes de la División de Investigación de Secuestros la detuvieron en el cruce de las calles 7 y Pachacútec, en el asentamiento humano 23 de Setiembre, en Santa Anita, luego de que recibiera dos mil soles del administrador Alberto Gallegos Arias, una de sus víctimas.

LOS HECHOSDe acuerdo con información policial, Dávila y Gallegos se conocieron el 2 de mayo, en una reunión social. Ese mismo día, tuvieron relaciones íntimas.

Apenas 24 horas después, el sujeto recibió la primera llamada de la mujer. Ella lo amenazaba con mostrarle a la esposa de éste, las fotos de su encuentro clandestino. Le pidió un pequeño monto de dinero para guardar silencio.

Alberto Gallegos inicialmente accedió a su pedido, quizá con la idea de que esto acabaría pronto. Pero no fue así.

En los siguientes días, la suma se incrementó. Pasó de los 50 a los 100 soles. El 7 de mayo, la extorsionadora subió sus pretensiones económicas: le exigió dos mil soles.

Ante esto, Gallegos acudió a la División de Investigación de Secuestros a presentar la denuncia. Con la participación de un representante del Ministerio Público, se llevó a cabo el operativo, que terminó con la detención de la suboficial. Al ser sorprendida, ésta arrojó el dinero al piso para tratar de evadir su responsabilidad.

A la mujer se le incautó el celular desde el que realizó las llamadas telefónicas. En el equipo se hallaron algunas fotografías comprometedoras de ambos. Con la evidencia, la detenida fue conducida a la Fiscalía. En las próximas horas será llevada a la carceleta del Poder Judicial.

OTRAS VÍCTIMASAgentes a cargo de la investigación informaron a Perú21 que, si bien en esa unidad policial no tienen registradas otras denuncias contra Evelyn del Carmen Dávila, no se descarta la aparición de nuevas víctimas, debido a que era la modalidad con la que operaba.

Tampoco se ha comprobado si ha tenido cómplices en este delito. La mujer podría ser denunciada por chantaje y recibir una pena de hasta seis años de prisión.

DATOS

- Evelyn del Carmen Dávila Morote trabajó en el 2007 en Trujillo. Fue sancionada en el 2001 por actos contra el decoro. Hace dos años, dejó la Policía Nacional.

- Es madre de un niño. Vive en Santa Anita, cerca del lugar donde fue intervenida.