Exige millonaria reparación
Exige millonaria reparación

Una mujer embarazada de cinco meses, que viajaba en el crucero Costa Concordia y que perdió a su bebé, pedirá una indemnización de un millón de euros (alrededor de US$ 1'315,440).

Los médicos indicaron a Cristina M, de 30 años y nacionalidad italiana, que la pérdida podía atribuirse al estrés psicofísico acumulado durante el naufragio. La pasajera salvó la vida al poder abandonar el barco en uno de los botes salvavidas. Sus abogados anunciaron la intención de unirse a las demandas colectivas y reclaman, en nombre de la mujer, un resarcimiento por los daños morales y físicos sufridos.

A finales de enero, la compañía naviera Costa Cruceros, propietaria del buque accidentado, anunció que pagará 14,000 euros (18,400 dólares) a cada uno de los pasajeros, incluidos los niños. Sin embargo, la Asociación de Consumidores italiana invitó a los pasajeros a no aceptar esta oferta que consideró una "limosna".